martes, 17 de febrero de 2015

Pico Mencilla invernal


Recorrido: Pineda de la Sierra - Ermita del santo Cristo - Las Llanadas - Cabeza Plantizo - Campo de los Corros - Collado Mencilla - Pico Mencilla - Collado Mencilla - Refugio de Esteralvo - Estación Invernal Valle del Sol - Refugio de Esteralvo - Camino de rehoyos - Pineda de la Sierra (circular).

Duración: 8 horas (con descansos).

Los guías que surgieron del frío en la cima del Mencilla

La ruta comienza en Pineda de la Sierra, pueblo con encanto donde sus estrechas calles jalonadas de grandes viviendas de piedra y sillería nos transportan a un rico pasado medieval, no obstante, el municipio está declarado como Conjunto Histórico Artístico y conserva en su interior una de las iglesias mas notables del Románico de la Sierra y por extensión de todo el románico burgalés.



El día promete nieve y frío, no obstante, las ganas de comenzar la temporada de raquetas son mas grandes que las dificultades que nos encontraremos.

Abandonamos el pueblo por el camino que pasa junto a la ermita del Santo Cristo y que comienza a ascender suavemente hasta un cruce donde tomamos el desvío de la derecha. Nos encontramos en las llanadas y aquí el camino comienza un interminable ascenso hasta alcanzar el cordal.




Avanzamos entre la niebla sin ninguna referencia. Con ayuda del GPS vamos recorriendo el cordal que entre las espesas nubes parece una gran meseta. Alcanzamos así el Cabeza Plantizo y el Campo de los Corros donde hay una pequeña caseta en estado de abandono que a nosotros nos parece una mansión después de lidiar durante un rato con el fuerte viento y el frío intenso.

Avanzando por el cordal


Nos calzamos las raquetas y continuamos hacia el Mencilla del que nos separa una corta subida. Recorremos el cordal zarandeados por la ventisca y llegamos casi completamente sin visibilidad a la cima.

Cima del Mencilla


No vemos el congelado vértice geodésico hasta que estamos encima de él. Para el descenso volvemos sobre nuestros pasos hasta el collado Mencilla y desde aquí guiados exclusivamente por el GPS, ya que no se ve nada, alcanzamos el sendero que desciende hasta el refugio del Esteralvo.

Primeros árboles que encontramos en el descenso


En el descenso volvemos a cruzar el límite de la niebla justo cuando atravesamos un magnífico bosque que luce sus mejores galas con un manto de nieve y hielo. Al final del bosque llegamos a la fuente de Esteralvo junto al refugio del mismo nombre hasta el que llega una amplia pista.




Seguimos la pista en dirección Sur para llegar hasta la estación Invernal del Valle del Sol donde hay un gran bar-restaurante de estos impersonales donde para atenderte no te miran ni a la cara, te sirven un caldo frío previo pago y te hacen comer el bocata a la puerta aunque esté nevando.

Nos dirigimos después de visitar tan acogedor lugar de nuevo sobre nuestros pasos hacia el refugio de Esteralvo para desde aquí desviarnos a un pequeño sendero conocido como Camino de Rehoyos que en poco tiempo nos acercará finalmente a la ermita del Santo Cristo, al lado ya de Pineda de la Sierra donde concluimos esta bonita experiencia en la montaña de Burgos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario